Beneficios de estudiar música

por Maribel Alcolea Hernández

Son múltiples los estudios que demuestran que el aprendizaje musical en la infancia, mejora capacidades como la lectura, o la lógica matemática y enriquece la manera de estructurar el pensamiento, al tiempo que potencia la creatividad y la imaginación de los niños. Y a la vez es una vía para canalizar sus emociones y desarrollar su sistema psicomotor.

Lectura recomendada para este verano

Las teorías de Gadner[1] son un ejemplo de ello. Según éste, cuando un niño toca un instrumento musical debe leer y procesar todos los signos musicales, con lo cual utilizará el lado izquierdo del cerebro porque es el área que se activa con el habla, con la lectura y con la escritura. Simultáneamente estará utilizando el hemisferio derecho, el cual se asocia con el sentido musical, la intuición, el sentido artístico y la imaginación (cada elemento musical se sitúa en un área concreta del cerebro).

Cuando escuchamos música, cantamos o bailamos, se va poniendo en marcha un hemisferio u otro dependiendo del área del cerebro que se pone en cacción.

Los músicos, cuando tocan un instrumento y a su vez leen los signos del lenguaje musical, escuchan lo que tocan, y todo el proceso que ello conlleva, tanto físico como a nivel intelectual, produce una intercomunicación entre ambos emisferios.


[1] Howard Gardner: Psicólogo, investigador y profesor de la Universidad de Harvard, conocido en el ámbito científico por sus investigaciones en el análisis de las capacidades cognitivas y por haber formulado la teoría de “las inteligencias múltiples”, la que lo hizo acreedor al Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales en 2011.


Guitarra Método Maguit

Comparte esta entrada:

Deja una respuesta